Si eres de los que sueña con comida porque en la noche se queda con hambre ¡tienes que leer esto! ya que quizás se deba a lo que estás cenando. Muchas veces podemos consumir cosas que parecen “saludables” pero que definitivamente pueden estar afectando a nuestro organismo o peor aun, dejarnos con esa sensación de necesitar más alimentos que luego nos hacen subir de peso.
Durante la noche no realizamos actividad física, por ello la cantidad de alimentos que comemos debe disminuir de forma considerable. Sin embargo, la calidad debe ser alta porque aunque no exista movimiento del cuerpo, o por lo menos con gasto de energía considerable, el cuerpo continua con procesos que requieren de alimento que no se consuma de forma rápida.